18 de julio de 2014

Paseo por el Conservatory Garden en el Parque Central de Nueva York




Desde que se encuentra la entrada en el Portal Vandervilt sobre la Fifth Avenue, uno advierte que se trata de un lugar fuera de lo común. Es el acceso a un jardín mágico, otro de los que habitan como islas el famoso Central Park de Manhattan
El Conservatory Garden es también un verdadero jardín "a la francesa", por lo que el paseo por su interior se vuelve un placer inesperado. En otros tiempos, el jardín era un invernadero cuyos vestigios están presentes todavía en uno de sus límites con el resto del parque.



Obra del paisajista Robert Moses, el Conservatory Garden se sitúa sobre el extremo noreste del enorme parque, a la altura de la calle 105, próximo al Charles A. Dana Discovery Center y al Harlem Meer
La majestuosa puerta de acero que nos invita a entrar fue traída desde París.
Los alrededores que lo encierran y le dan ciertos aires de privacidad están coronados por suaves colina. Los senderos en pendiente son maravillosos. No dejen de hacer aunque más no sea una breve caminata. 
Además, el jardín fue declarado "Quiet zone" por lo que encontrarán en ese lugar un ambiente tranquilo para hacer un alto y descansar rodeados de los elegantes edificios que caracterizan ese parte de la ciudad. Uno de ellos es el del Mount Sinaí Hospital
El jardín posee tres pequeños jardines muy distintos entre sí. Y cada uno con su propio estilo: el francés del que les hablaba, pero otro pequeño inglés y uno italiano, a cual más bonito.
El despliegue de los pasillos en redondo y los desniveles se parecen mucho a los jardines que se ven en algunos castillos ingleses o franceses.



Rodeado de rejas para proteger la enorme variedad de flores distintas. En la época que lo visité, en el mes de abril, sólo se adivinaban los pimpollos.
El Conservatory Garden también posee espacios de césped flanqueados por árboles. 
Los bancos situados a la sombre invitan al descanso.
Hay sólo una bonita fuente con un conjunto de esculturas de bailarinas en el centro.



Hice este paseo una tarde de sol durante la primavera que recién empezaba. 
Una pena que todavía las hermosas flores que habitan el jardín demoraban en aparecer. Recuerden que, en verano, las visitas guiadas de este jardín son uno de esos paseos que considero imperdibles.

Mis coordenadas:
Conservatory Garden 
East Side desde 104th-106th Streets
Central Park
Manhattan, Nueva York

17 de julio de 2014

Miramar, es decir "observa el mar"... desde el Montjüic en Barcelona



Miramar.
En español... mira el mar, observa el océano. Una invitación, un panorama que es un verdadero placer.
Pero, dónde es esto?
Pues en Barcelona. Observad el mar ubicados en un lugar muy especial, en un punto de vista destacado, desde lo alto del Montjuïc.
El Montjuïc es una de las colinas que rodean la ciudad.
Se trata de la "colina de los judíos" en catalán. 
Y el mirador Miramar es mi punto panorámico favorito en esa colina.




Desde ese sitio como en un balcón privilegiado se puede observar el océano y el paisaje de la ciudad catalana. Así lo hice como en una despedida, un par de horas antes de llegar al aeropuerto de El Prat y seguir el recorrido de mis vacaciones en el siguiente destino
Un paisaje fabuloso. 
Ubicada en ese lugar rodeada de árboles, de jardines mágicos y de frescura, amé descubrir las otras colinas lejanas, los transatlánticos que esperaban pacientemente partir hacia las próximas aventuras.
También a lo lejos se distingue el distrito financiero de Barcelona, ese que se conoce con el apelativo de World Trade Center, y Port Vell siempre agitado, concurrido... y el mar, el mar de ese colora tan particular, azul turquesa.




Pero tanto de un lado como del otro se descubren también siluetas monumentales.
Esas que no iba a poder apreciar en mi próximo destino más cerca del Caribe.
Esas que pertenecen al paisaje de una ciudad que comparte playas y mar con arquitectura de vanguardia y de la otra, la histórica, la que deja huella en nuestros sentimientos.
Ahí están el imponente edificio de Agbar, con su forma tan extraña.
Más allá se levanta la Sagrada Familia, la catedral de Gaudí, uno de los iconos del movimiento que se conoce como "modernisme catalán". La catedral inconclusa es impactante. Recuerdo que cuando la visité me hice la misma pregunta que se hacen todos: es que alguna vez se terminará su construcción?
Y un poco más allá surge otra duda: quien ese señor en lo alto de esa columnata? Es la escultura de Cristóbal Colón que observa el Mediterráneo, en el extremo de el paseo de Las Ramblas.


Port Vell y la Villa Olímpica tienen numerosas esculturas a cielo abierto. No todas se aprecian desde este punto. Yo vi una de ellas, la de los enormes círculos de acero que parece jugar y enmarcar el paisaje. Se trata de "Onades" de Andreu Alfaro.
El mar les invita desde el Mirador Miramar, uno de los belvedères más bonitos desde las alturas del Montjuïc.
Vengan a mirar-el-mar mis amigos!
Pero no sólo está ahí el océano.
También pueden conocer el paisaje maravilloso de Barcelona.

Mis coordenadas:
Mirador Miramar
Montjuïc
Barcelona

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails